Los actores hablan sobre Lori, Rick y Shane


Horas antes de la emisión  del tercer episodio, Guts, en USA subimos esta interesante entrevista sobre el triángulo que forman Rick, Lori y Shane. Los actores Sarah Wayne Callies y Jon Bernthalhablan bajo su punto de vista lo que ha ocurrido con sus personajes y el por qué de la situación. Además incluye algún spoiler del siguiente episodio por lo que dejamos la entrevista entera tras el salto.

Cuando el heroico Sheriff Rick Grimes (Andrew Lincoln) quedó en coma tras ser herido en un tiroteo, días antes del estallido de un apocalipsis zombie, su esposa en "The Walking Dead", Lori (Sarah Wayne Callies) tuvo que dar por muerto a su marido, y escapar junto al hijo de ambos, Carl (Chandler Riggs) y el mejor amigo de Rick, Shane (Jon Bernthal), para tratar de mantenerse con vida. Pero, pese a que Lori cree muerto a su marido, Callies cuenta a TVGuide.com que la relación de su personaje con Shane no implica a su cabeza o a su corazón.

"No creo que ella sienta nada o piense en nada", dice Callies. "Si pudiésemos escuchar el interior de su cabeza, todo lo que oiríamos sería 'Ahhhhhhhh'. Esta gente está viviendo algo febril, con una extraordinaria cantidad de adrenalina, terror, pérdida y pena, y no creo que haya mucho análisis en marcha. La lógica razonable es como arena... se escapa entre sus dedos".

"Hay momentos en que nos comportamos más como animales que como gente", continúa. "Creo que el regreso de Rick es algo que hace que Lori intente recuperar su humanidad".

Shane carga con la misma cantidad de culpa, ya que queda claro que quizá él comenzó la aventura y ahora ha asumido una figura paternal para Carl. Pero Bernthal cree que los motivos de Shane eran nobles inicialmente.

"Shane se sentía parte de la familia de Rick y Lori antes del apocalipsis", dice Bernthal. "Shane hizo lo primero que sintió naturalmente, y eso era ir a por Lori y Carl y llevarlos a un lugar seguro. Cuando Rick regresa, no es un triángulo amoroso. Me gusta decir que es una relación ridículamente compleja para ellos tres. Hay mucho amor que cada uno de ellos siente por el resto, pero también traición y celos".

Esos celos no están necesariamente atados a la aventura. El regreso de Rick suscita algunas peligrosas preguntas sobre el liderazgo del campamento. "Me gusta pensar que Shane es el pitbull de Rick", dice Bernthal. "Es el número 2, y es donde mejor funciona. Pero cuando el apocalipsis estalla... Shane se ve lanzado a esa posición de autoridad y liderazgo".

"Cuando Rick regresa, Shane queda desplazado a la posición de número 2", continúa Bernthal. "El único problema es que ha probado lo que es ser el número 1. Creo que eso es horroroso, y creo que es intoxicante para él. Shane comienza a cuestionar a Rick, y, más importante, quizá Lori lo hace a veces. Hay cierta necesidad de apoyo, y se convierte en algo político".

Cuando Rick decide regresar a Atlanta tras pasar una sola noche en el campamento, es fácil ver algunos de los problemas que plagaban el matrimonio de Rick y Lori antes del apocalipsis. "Las decisiones de Rick no son siempre buenas", dice Callies. [Shane y Lori] naturalmente quieren apoyarles, pero hay momentos en que la posibilidad de que Rick esté equivocado es muy alta".

Ese malestar eventualmente se esparcirá por el campamento, ya que extraños compañeros de cama se encontrarán luchando en una guerra entre ellos mismos que es casi tan brutal como la guerra contra los zombies. Pero, ¿puede la necesidad de sobrevivir aplastar a esas rencillas?

"Hay gente de que se hubiese odiado antes, y ahora están forzados a vivir juntos y soportarlo", dice Callies. "Y entonces, de súbito, cuando todos están en peligro, la persona con la que peleabas es quien te salva la vida. Hay una idea de que cuando las cosas son tan malas, tienes que dejar todo a un lado. Hay una necesidad de apartar las cosas que creemos que nos separan para no convertirnos en monstruos, para sobrevivir lo suficiente como para tener otra generación de corazones latiendo en este planeta".

Fuente: tvguide
Traducción: llegaron para quedarse

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada