Interesante reportaje de la revista Entertaiment Weekly


Os traemos la traducción del reportaje sobre la serie que Entertaiment Weekly contiene en el número de diciembre. Aunque la historia de cómo empezó todo el proyecto de la serie la hemos podido leer en infinidad de entrevistas, ésta tiene la particularidad de comentar el futuro, qué nos deparará la serie, qué veremos de los cómics y qué no y sobre todo la idea de Darabont de darle un final a la historia en el futuro.

El reportaje contiene spoilers pero están bien señalizados. Quizás lo más interesante se encuentre dentro de ellos, como por ejemplo diversas opiniones de Darabont sobre ciertas tramas de la novela gráfica, así que decidid vosotros mismos si cruzareis esa línea o no. Tras el salto encontrareis el texto.

Las audiencias hambrientas de buena televisión se están dando un festín con "The Walking Dead". Esta es la historia de cómo los zombies hambrientos de carne humana conquistaron la televisión, y un vistazo a lo que está por llegar.


Mirando atrás, Andrew Lincoln sólo puede reír.Pero en una mañana infernalmente calurosa el pasado verano en Atlanta, cuando la estrella de la serie de AMC "The Walking Dead" se encontraba despedazando un cadáver y restregándose las asquerosas entrañas por su sudoroso cuerpo, el actor de 37 años, con formación teatral británica clásica, realmente lo encontró bastante perturbador. "Recuerdo haber pensado, '¡por favor, esto no es lo que yo firmé!'", dice Lincoln sobre el atrevido momento del segundo episodio, en el que el heroico sheriff Rick Grimes traza un plan para escapar de la horda zombie tratando de parecer y oler como uno de ellos.

El trabajo fue tan agotador y desagradable que el actor comenta que improvisó la frase que cierra la escena ("Necesitamos más tripas") sólo porque quería acabar la escena. No es que al día siguiente las cosas se pusiesen mejor, cuando Lincoln y su joven compañero Steven Yeun tuvieron que caminar como zombies por el centro de Atlanta con intestinos y pies cortados colgados de sus hombros. "Tras eso", comenta Lincoln, "Steven me preguntó, '¿Esto es normal en Hollywood?', y yo dije, 'Para nada normal, amigo mío, para nada normal'".

Para que quede claro, no se hirió a personas, vivas o muertas, durante el rodaje de esa escena (la receta de tripas falsas: sangre falsa, vaselina y gelatina K-Y. ¡Mézclalo y a disfrutar!). Para ser aún más claro, "The Walking Dead" es un exitazo, que está siendo aclamada como la mejor serie de este año. Debutó en Halloween destrozando todos los records de audiencia para un drama en cable básico, y esta gran y gloriosa historia épica del fin del mundo ha impactado a la industria manteniendo una media de 5 millones de espectadores semanales - más del doble de la media del ahora segundo gran éxito de la AMC, "Mad Men". La cadena ya ha encargado una segunda temporada de 13 episodios que podría no llegar hasta el próximo otoño. Podría sonar como una espera interminable para los fans, especialmente dado que la primera temporada termina el 5 de Diciembre tras sólo 6 episodios. Entonces, de nuevo, Halloween parece ser el momento más maravilloso del año para una saga de zombies. En palabras de la productora ejecutiva Gale Anne Hurd, "¿Por qué estropear algo bueno?".

Por favor: no lo hagáis. Mientras que es fácil definir a la serie por su impresionante violencia y gore del género de terror (nunca una serie de TV ha sido tan indulgente en mostrar disparos a la cabeza con tanta sangre), lo que le hace estar un peldaño más arriba es su inteligente visión de un aterrador apocalipsis que deja a los humanos luchando por su supervivencia física y espiritual, un reto moral tras otro. Tu amada esposa es ahora un zombie. ¿La matas, o te aferras a la esperanza de que haya una cura? Un miembro de tu comunidad necesita rescate. También es un vil racista. ¿Merece la pena el esfuerzo humano y el gasto de balas? ¿Cuál es el valor de la vida humana? ¿Quién hace las reglas cuando el mundo se desmorona? En medio del desastre cabalga Rick Grimes, un idealista sheriff sureño que despierta de un coma para descubrir que la civilización ha implosionado debido a una inexplicable pandemia que ha convertido a los seres humanos en caníbales tambaleantes. Tras una búsqueda desesperada, Rick se reúne con su esposa Lori (Sarah Wayne Callies) y su hijo Carl (Chandler Riggs) y se une a un campamento de supervivientes liderado por el mejor amigo y compañero de Rick, Shane (Jon Bernthal). Los dos últimos episodios de la temporada verán a los supervivientes viajando al CDC (Centro de control de enfermedades). "El final de la temporada lleva a nuestros personajas, y a la audiencia, a preguntas claves", dice Darabont. "¿Hay respuestas? ¿Hay esperanza? ¿Hay alguna estructura de gobierno o autoridad trabajando en nuestro beneficio?". Pausa. "Es una pregunta muy legítima incluso sin un apocalipsis zombie".

A Robert Kirkman le encantan las películas de zombies, pero cree que sufrían de un defecto significativo: el hecho de que terminan. "La mayoría de historias de zombies terminan con unos pocos personajes caminando hacia el atardecer o destinos inciertos", dice el guionista del cómic. "Yo quería saber: ¿a dónde van? ¿cómo siguen encontrando comida y agua? ¿Cómo sobreviven? No había historias de zombies que me diesen respuestas, así que decidí hacerlas yo mismo". El cómic debutó en 2003, y esta semana llegó al número 79. Uno de sus primeros fans fue Darabont, quien aspiraba a crear su propia historia épica de zombies, pero para TV. A principios de 2005 se hizo con los derechos y se aseguró como colaboradores a Kirkman (quien escribió el cuarto episodio) y al mago del maquillaje Greg Nicotero. "Ya sabes, a las niñas les gusta jugar con Barbies", dice Darabont. "A nosotros, los tíos viejos, nos gusta jugar con zombies".

Pero la televisión a mediados de la pasada década no era país para zombies, por lo que el primer borrador de "The Walking Dead" fue rechazado por la NBC, y luego por otras cadenas, debido a su oscuridad y gore. Fue Gale Anne Hurd, que se describe como "friki del género desde hace mucho tiempo", quien sugirió a Darabont que su visión podría ser mejor añadiendo a la AMC a la mezcla. La cadena aceptó el borrador de Darabont inmediatamente. De acuerdo con Charlie Collier, el presidente y mánager general de la cadena, la AMC vio en "The Walking Dead" una oportunidad para expandir los objetivos de la cadena con una producción otoñal que pudiese mantener e incluso hacer crecer la audiencia de jóvenes adultos que hace que su "FearFest" (dos semanas de películas de terror) sea uno de los bloques de programación con más audiencia de Octubre. El entusiasmo de la AMC y su estrategia llevaron a la cadena a comprar no sólo el piloto, si no toda la primera temporada el pasado mayo. ¿La parte mala? Lanzar "The Walking Dead" en Halloween sólo dejó suficiente tiempo para producir seis episodios de gran calidad. "Era literalmente como sobrevivir a un apocalipsis zombie", dijo Darabont sobre el complicado calendario. "No había zombies intentando comernos, pero el calendario sí lo era".

A medida que Darabont preparaba el piloto y desarrollaba guiones con otros guionistas, él y Nicotero diseccionaron su visión sobre los seres masticacarne de la serie, conocidos como "caminantes" o "geeks". Tomaron señales visuales de los zombies del cómic: cuellos lagos, dientes prominentes, rostros delgados por el hambre. Cada zombie tiene su propia historia, un zombie que comía un ciervo en el tercer episodio tenía visibles laceraciones faciales - heridas de machete, nos cuenta, de una pelea no vista en pantalla. Los zombies de "The Walking Dead" son víctimas de una tragedia, no metáforas de una sátira social, por lo que no veremos caricaturas como el político zombie, el periodista zombie, o el zombie del Glee Club. "No queríamos que fuesen una parodia de nada, ni de sí mismos", dice Nicotero. "Nuestra ambición era hacer que la audiencia sintiese lástima por el zombie, no sólo se asustase por él".

Los actores que interpretan a los personajes no zombies cuentan diferentes variantes de la misma historia sobre verse implicados en la serie. "Me llegó un e-mail explicando el proyecto", cuenta Lincoln. "Lo primero que leí fue AMC. Pensé, '¡Genial! ¡He estado esperando una oportunidad en AMC!'. Entonces vi que decía "The Walking Dead". Un título aterrador. Entonces los nombres. Frank Darabont. Gale Anne Hurd. Genial. Y luego decía "Survival horror con zombies". Creo que vi un literal doble sentido. Fue como, '¿En serio?'. Me mostré un poco reticente. Sólo fue al dia siguiente, cuando me enviaron ese guión de alto secreto, que me enteré de todo lo que la serie tenía oportunidad de hacer, y me emocioné mucho".


Darabont nunca había oído hablar de Lincoln (quien quizá era más conocido para los americanos como el tío que amaba a Keira Knightley en "Love Actually") cuando los directores de cásting le sugirieron para hacer de Rick Grimes. "Me quedé como, '¿Estáis de coña? Estoy buscando un cruce entre Gary Cooper y Sam Shepard, y me dais al tío de "Love Actually"?'". Darabont dice que quedó convencido tras hacer ir a Lincoln desde Los Angeles y rodar una audición con Bernthal en el garaje de su casa. "Lo que es extraño para mí ahora", dice Darabont, "es que cuando escucho hablar a Andy con su acento inglés, pienso, '¿Dónde está Rick? ¡Deja de fingir ser británico!'".

La primera temporada de 6 episodios pretende presentar al mundo el núcleo central de personajes. Sí, incluso para aquellos que no han leído los cómics.

SPOILERS DEL CÓMIC Y LA SERIE:

Darabont dice que el sexto episodio no terminará con un cliffhanger ("No me pareció que fuese justo para la audiencia, especialmente si no éramos renovados"), pero sin embargo indica que las relaciones clave seguirán intactas por mucho tiempo. Merle (Michael Rooker) - un violento paleto que fue dejado esposado a una tubería en la Atlanta infestada de zombies y que cortó su mano para escapar - seguirá desaparecido en combate durante los dos episodios finales. De un modo similar, Darabont explica que todo lo que ocurre entre Rick, Lori y Shane será explorad en profundidad el próximo año. Eso significa que sí, Shane sobrevivirá a la primera temporada. En los cómics, muere rápidamente, y Darabont creyó que había mucho más por explorar en esa historia. Kirkman está de acuerdo, y destaca que sus primeros números estaban escritos con miedo a que el cómic no durase, por lo que quería cubrir la mayor parte de historia posible por si era cancelado. Por esa razón, Kirkman dice a los fans del cómic, "Podríais no tener ese conocimiento exclusivo que creéis tener. Las cosas podrían resultar diferences con Rick y Shane. Y eso es genial"

Con la primera temporada terminada, Darabont ha comenzado a pensar en la segunda, pero sólo eso. El productor, exhausto, planea tomarse libre el resto de 2010 y comenzar a trabajar activamente en los nuevos episodios a principios de 2011. Mientras que se muestra reticente a mencionarlas, Darabont ha identificado varios personajes y tramas de los cómics de Kirkman que le gustaría importar a la serie.

Darabont dice que está particularmente interesado en una de las favoritas de los fans, Michonne, una misteriosa mujer armada con espadas de samuai, y Tyreese, un musculoso ex-jugador de fútbol con fuertes habilidades de liderazgo. Los fans del cómic saben que Rick y compañía eventualmente llegan a un masivo complejo penitenciario que convierten en su hogar durante un considerable período de tiempo. "Ciertamente es mi intención hacer eso, aunque se siente como algo que ya he hecho antes", dice el hombre que dirigió "Cadena Perpetua" y "La Milla Verde". "Parece que no puedo alejarme de las prisiones". ¿Tendrá Darabont agallas para afrontar al Gobernador, un despiadado sádico que gobierna un pueblo donde los supervivientes se ven forzados a participar en mortales juegos de gladiadores con zombies? "Oh, me encanta el Gobernador. Creo que el Gobernador será uno de los personajes más memorables de todos los tiempos en la TV". Cuando se le pregunta qué opina de la especulación en los foros de que Merle podría convertirse en el Gobernador, Darabont dice, "¿En serio? Interesante. No voy a decir nada".

FIN DE LOS SPOILERS

Pero, antes de comenzar a preparar la próxima temporada, Darabont dice que le gustaría planear cómo acabará la serie. Es una preocupación irónica, teniendo en cuenta que "The Walking Dead" ha sido concebida como una saga de zombies sin fin. Eso podría funcionar en los cómics, pero no tanto en la categoría de televisión serializada que la serie ocupa, donde los espectadores podrían volverse cínicos hacia la historia si sienten que carece de propósito o de importancia hacia el final (que se lo digan a los responsables de "Lost"). Darabont lo entiende, y está trabajando en ello. "Mi próxima gran conversación con Robert, ahora que hemos hecho los 6 primeros, será: '¿cuál va a ser tu final, Robert? ¡No puedo creer que no te haya preguntado esto!'. Quiero saber la idea de Robert, para mi propia cordura y propósitos", dice. "Os lo diré cuando me lo cuente". No te preocupes. No tenemo prisa por que "The Walking Dead" acabe pronto.

Fuente: llegaron para quedarse

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada