The Walking Dead: Review del episodio 6x09 "No Way Out" (Sin Salida)

El señor de los caminantes

Los caminantes vuelven a infestar los hogares tras el parón invernal. Una espera verdaderamente larga en la que AMC nos ha mantenido en vilo hasta el pasado domingo, día que se estrenaba "No Way Out/Sin salida". Y es que la tensión nos carcomía por dentro mientras veíamos a la horda de la cantera adueñarse de las calles de Alexandría. Un episodio que dejó muchas incógnitas; ¿qué pasaría con Denise?, ¿rescatarían Glen y Enid a Maggie?, ¿cómo se salvarían el trío DarylSasha y Abraham? y lo que es más importante, ¿mandaría alguien a callar por fin a Sam y evitar que matasen a Rick y compañía?

Todas estas incógnitas se vieron resueltas en el episodio del 14 de febrero. Día de los enamorados que los más freaks pasamos entre vísceras, sangre y batallas épicas más propias de Peter Jackson en la Tierra Media que de Rick Grimes en los Estados Unidos.

Todo tiene su explicación. Hay que recordar que los productores se juegan mucho en este episodio, y cada capítulo 9 está destinado, no sólo a recoger las migas del shock del final de la mitad de temporada, sino a mantenerlo. Este capítulo cierra el cliffhanger en el que nos quedamos en 2015 y sienta las bases de lo que pasará ahora. Además, todo apunta que Negan está más cerca que nunca de hacer su aparición estelar. Cabe mencionar que los rumores apuntan a un pequeño salto de tiempo entre este episodio y el siguiente, así que ya veremos...pero no nos adelantemos demasiado.





Personalmente no me siento muy satisfecho con la vuelta, y antes de que lluevan las críticas, explicaré el por qué. Creo sinceramente que AMC está tan enfocada en mantener las bocas abiertas por shock y sorpresa, que a veces se olvidan de la calidad y profundidad de la historia. A veces la serie se parece más a Resident Evil que a lo que originalmente se planteó ser. Una serie que supuestamente abordaría las incidencias de un apocalipsis en la psique de los personajes, cómo éstos evolucionarían hasta convertirse en sombras de quienes fueron, con los caminantes como excusa e hilo conductor narrativo. No digo que no disfrute de acción, pero todo en su justa medida y sin descuidar a los personajes, que a veces quedan relegados a decir una frase o dos a lo sumo, en detrimento de la carnicería en la que han convertido este episodio. No me malinterpreten, no tengo nada en contra del género gore ni de las vísceras en The Walking Dead, no en vano forman parte de la historia, pero siempre y cuando acompañe a ésta y sean el elemento que supedite a la trama.

En el punto positivo mencionaría que la dirección del veterano y conocido para nosotros Greg Nicotero ha sabido transmitir el agobio y la inquietud del episodio con maestría. Específicamente en forma de planos, como el contrapicado de Denise y el Alfa W, supuestamente llamado "Owen", y del cual Scott Gimple llegó a escribir su pasado y nombre. Quién sabe si llegaremos a saber de dónde venía el hombre con la marcada en la frente que lideraba a la panda de sádicos lobos.


Está claro que muchos de los personajes atraviesan un estado de shock durante el episodio. Es, sin embargo, más perceptible en las figuras de Ron y su hermano pequeño Sam. Ambos personajes parecen haberse fumado un canuto de la copa de un pino se encuentran absortos y parecen no dar crédito a la situación que están viviendo y eso, al final, será lo que sentencie su destino. Pero lo que más coraje me da del episodio en sí no son las pequeñeces técnicas o si muere un personaje u otro, lo que más me enerva como espectador es cuando me presentan giros argumentales que no llego a creerme, decisiones incongruentes que se antojan rebuscadas y que demuestran la falta de creatividad de guión.

Por ejemplo, por un lado hemos visto evolucionar a nuestros personajes a lo largo de temporadas, a base de esfuerzo, sacrificio y pérdida. Saben desenvolverse en el apocalipsis, Su humanidad está herida de muerte debido a todo lo que han vivido y por consiguiente, saben reaccionar con reflejos y mantener la cabeza fría ante esta situación. Hasta ahí bien, pero entonces ¿qué carajo hacen, primero, haciendo un coro alrededor de una horda de caminantes, a decidir qué hacer? ¿y lo que es peor, cómo esperan que nos creamos que Rick o la misma Michonne no se opondrían a mantener al pequeño Sam con ellos? Señoras y señores, estamos hablando de un niño traumatizado, que no ha parado de llamar a su madre en medio de la horda ("mummy...?mummy?") y que lleva días sin bajar de su cuarto, negándose siquiera a bajar un cuarto de escalera, por miedo. Que es un niño por dios. A nadie se le habría ocurrido dejar al Carl de la segunda temporada formar parte del equipo de rescate de Sophia. Pues igual. Sencillamente no me creo que se decida alejar a Judith por seguridad, y no se obligue a Sam a acompañarle. Por cierto, hace más de 3 años que Lori dio a luz y tenemos a Judith aún gateando. ¿Cuándo va a crecer esta niña, que crece el doble de lento que su hermano mayor? Entiendo que tener un bebé  en una historia de zombies da juego, pero no estaría mal ver a la bebé zanahorio un poco más crecidita y quizá hablando. Mi cara es esta.


#todossomosjudith

Por otro lado tenemos al supuesto Big big bad Wolf secuestrando a Denise, que no da crédito de su mala suerte. Parecen encontrarse justo a la salida de la casa donde se encuentran Tara, que sólo ha hablado dos veces, Rosita, que le canta las cuarenta a Eugene y no tiene el chichi pa' farolillos y Carol Morgan, que entrecruzan vendetta con sus miradas. Lo dicho, Denise y su secuestrador no parecen haber dado más que un par de pasos desde la casa donde se encontraban y deciden esperar al anochecer ahí, en plena entrada subterránea de una casa, con las calles a rebosar de mordedores y filosofando sobre sus existencias. Genial la situación de surrealismo que consigue transmitir ella, Merritt Wever, pero ¿él?, que parece no tener nada mejor que hacer que hablar en alto y flirtear. El único punto positivo es que parece sacar a la doctora de su bloqueo hacia el final del episodio, siendo capaz de ejercer la medicina de forma directa y lanzando órdenes.

Aun así, el episodio está lleno de momentos estrella, como la muerte de la familia Anderson, que han estado deambulando durante literalmente todo el día, hasta el anochecer, sin rumbo fijo, por las calles. Todos ellos dirán adiós en este episodio. El  pequeño, pobrecillo, la consigue liar parda, tras estar haciendo oposiciones durante episodios, conllevando a la muerte de su madre, que lógicamente se retuerce de dolor al ver a su hijo al que comen vivo -Carol es pitonisa- y atrae a los caminantes hacia ella, que no se deshace de la mano de Carl. Está genial que te coman vivo, pero que te amputen a la vez,  es demasiado. Ron, bajo los efectos de su Thc personal decide aprovechar la confusión para intentar saldar deudas, ¿en serio nadie lo veía venir? Michonne resuelve el asunto como debe ser, la situación lo demanda, pero éste consigue apretar el gatillo. Y...¡bingo! tenemos a un Carl tuerto y desangrándose. Rick corre a ponerlo a salvo, despertando recuerdos de la segunda temporada cuando Otis le disparó sin querer. En esta escena, aunque se me antoja un poco hecha a mala leche y atropellada, hay algo que me conquistó. Entre tanto caos, vísceras, muerte, sangre y gritos, podemos ver flashes de cuando Rick conoció a Jessie, y así, lamentándose por lo que tiene que hacer, decide finalmente aquello que salvará a su hijo. Es duro decir adiós a esta mujer que apuntaba maneras y capacidad de adaptación...D.E.P Jessie Anderson, la única muerte del episodio que da pena.


Y es que además de que claramente la actriz tiene más talento interpretativo que aquellos que hacen de sus hijos, éstos han estado mal escritos a mi parecer. Una serie con un elenco tan grande y un formato limitado en tiempo, es lógico que tenga que hacer estos recortes, que indudablemente repercuten en la profundidad del personaje y por consiguiente, en su capacidad para que empaticemos con ellos. Véase el caso de Tyresse e incluso Abraham, ambos pensados para ser la mano derecha de Rick, puesto ocupado por Daryl Dixon actualmente. No saben darles su espacio o simplemente, no lo hay, y al final acabamos siento testigos de una sucesión de muertes a las que casi estamos inmunizados. Y se supone que deben de impactar y darte pena. Como apunte, nombrar el par de planos detalle de las manos enlazadas de Carl con Ron y luego con su madre. O dejas ir a aquellas personas que te retrasan...o AMC te enseña que serán tu perdición. Dudo que ni Carl ni Rick puedan confiar en un futuro próximo en la redención de nadie.


Sin embargo, lo que más más chirría del contenido de "Sin Salida" es la épica batalla: Humanos versus Caminantes, a la que asistimos en el epílogo del capítulo. Es cierto que Rick ya ha entrado en frenesí anteriormente, volcando en los caminantes su impotencia e ira, pero esta vez es un suicidio asegurado. Aun así, Michonne decide ayudarle y poco a poco se les van sumando los vecinos de Alexandría. Tras un breve discurso del padre Gabriel, que cree que Dios les ha dado el coraje para luchar, insta al resto a unirse a Rick y compañía en una carnicería campal que me recuerda a las escenas de batalla de la película Gangs of New York.

Y...contra todo pronóstico, sobreviven. Claro, cómo no. Pero, ¿todos? sí, todos, o al menos, así lo parece cuando se reúnen en el porche de la enfermería al amanecer, como si acabaran de llegar de una larga jornada de trabajo y compartiesen penas. Es cierto que recibieron ayuda y apoyo de Daryl, Sasha y Abraham, sumados a Maggie y Glenn, que acaban de ser salvados por el trío a duras penas. Éstos incendiaron el lago, supuestamente para matar caminantes. Pero a lo que voy; ¿de verdad? ¿tan poco significa una horda de caminantes ya? ¿hasta ese punto hemos llegado? ¿no se supone que incendiar caminantes es ineficaz porque tarda mucho en neutralizarlos y corres el peligro de tener un zombie ardiente intentando comerte? y si indagamos un poco más en el asunto, ¿si un número diezmado de ellos, cansados, hambrientos y sin dormir, han podido aniquilar a toda una horda, por qué no lo hicieron antes? Yo no sé vosotros, pero a mi me pareció una escena digna de superhéroes. Digo yo que podrían haber luchado desde los tejados, o haber hecho alguna trampa o al menos que hubieran combatido desde un terreno elevado, pero no. A pelo, cuerpo a cuerpo, demostrando genes espartanos.


Decíamos adiós a un episodio turbulento, intenso, épico y chocante. ¿Y de qué manera? con un Rick suplicando a su hijo que luchase por sobrevivir y que fuese testigo del mundo que intentaba construir para él. De nuevo, me recuerda AMC porque sigo enganchado a la pantalla cada domingo, porqué Andrew Lincoln se merece un premio por su tremenda labor interpretativa, que va desde ocultar su originario acento británico, hasta despertar la fibra sensible del corazón más duro. Un monólogo que muestra a un padre derrumbado y aterrado ante la idea de perder lo único que le mantiene al borde de la cordura y le insta a seguir hacia adelante. Sus hijos, una muestra más de cómo los lazos que creamos son las verdaderas joyas que el ser humano debe de atesorar. Un ligero apretón de mano sirve para derrumbar la poca compostura de nuestro sheriff retirado preferido.

Un capítulo intenso, en el que hemos podido ver de nuevo la obra de Nicotero en materia de efectos visuales y caracterizaciones soberbias. Una infinidad y variedad de caminantes rica y sorprendente. Quizá habría gustado ver a Deanna convertida, considerando que no pudo salvar una bala para ella misma, pero era pedir demasiado. Quizá he sido demasiado exigente y tiquismiquis con diversos detalles a lo largo de la review, pero creo que en estos casos, disponiendo del presupuesto que esta cadena tiene, creo que es lo mínimo que se les puede exigir, calidad.

¿A tener en cuenta? personalmente me ha gustado la aportación de Christopher Berry, casi he sentido lástima por su personaje. Graciosa la mención a Lucille y su cálida bienvenida a nuevos conocidos. Las malas lenguas aseguran que el nuevo show de Norman Reedus hace peligrar su permanencia en la serie, y las teorías ya apuntan a que el propio Negan (Jeffrey Dean Morgan) ya ha hecho su aparición. Al fondo de la carretera en la que sus Salvadores interrogaban y asaltaban a los protagonistas, parece vislumbrarse la figura de un coche y se cree que el propio Negan puede estar en él, creando la excusa necesaria para que Lucille bese a Daryl. Por supuesto, todo esto son teorías, pero si consigo acertar, mi compañero Gafas TheLouk debe de invitarme a una buena ronda de cervezas. Ahí lo dejo.


Y mi escena favorita del episodio.


¡KABUUM! #DejaqueDarylteSalve

Síguenos en Twitterdale a me gusta en nuestra página de Facebook y suscríbete a nuestro canal de YouTube para estar informado antes que en el blog de todas las novedades de The Walking Dead

¡A comentar caminantes! Pero antes recordad las normas:

En los comentarios puedes:
• Comentar hechos del cómic SÓLO si avisas antes del spoiler poniendo "SPOILER DEL CÓMIC"
• Comentar hechos de la serie que aún NO se han emitido en USA SÓLO si avisas antes del spoiler poniendo "SPOILER DE LA SERIE"
• Teorizar y si la base de tu teoría es algo que no se ha emitido y no aparece en la entrada, avisar igualmente de que teorizas CON spoilers.

1 comentarios :

  1. Solo a modo d critica constructiva me parece q en toda esta review q has realizado has puesto mucho d como a ti t hubiera gustado q pasaran las cosas o como tu lo hubieras llevado a cabo y en mi humilde opinion no me parece analizar la serie desde ese punto. Lo q pasa, pasa pq lo qisieron asi sus guionistas y demas a nosotros lo unico q nos qeda es analizar a partir d lo sucedido si nos gusto o no pero ponerse a argumentar yo hubiera hecho esto o lo otro no tiene razon d ser. En mi caso m parecio un capitulo majestuoso lleno d accion tension y emocion. Y a prepararnos para lo q viene d aqi en mas, esta guerra recien comenzara y Negan nos traera (creo yo) grandes capitulos y grandes enfrentamientos. Gracias x dejarme opinar y desde Uruguay les envio mis afectuosos saludos y las gracias x tenernos al tanto d cada detalle d esta tremenda serie. TWD

Publicar un comentario