Review 7x09 - Rock in the Road / Roca en la carretera


Ha vuelto The Walking Dead a nuestras pantallas. Ya podemos respirar y llenar las redes sociales con spoilers que tanto nos gustan. Esta semana teñida de rojo San Valentín ñoño ha llegado "Rock in the Road", noveno episodio de la séptima temporada de la serie de AMC sobre supervivientes de un apocalipsis zombie.


Era momento de ponernos al día. Punto de inflexión anual donde tienen que recordarnos por qué la espera ha merecido la pena y por qué estamos enganchados a esta serie. Momento para jugar con nuestra tensión y mantenernos expectantes al capítulo, rezando para que no acabe.

Este episodio ha servido para eso y para más. Ha sentado las bases de lo que está por llegar. Ha servido de declaración de intenciones por parte de Rick Grimes y compañía. Han decidido luchar y van a arriesgar todo por luchar contra la opresión de Negan y sus Salvadores. Pero toda revolución contra un orden establecido no siempre nace fácilmente. En Hilltop, un déspota y pusilánime Gregory se niega a ayudar a Alexandría. Aún cuando los traicionó en la anterior tanda de capítulos, a punto de vender a los lobos a nuestros protagonistas, este ratero irónicamente no teme a Rick, sino a los Salvadores. Puede que con razón, pero aun así, resulta un personaje bien escrito, ya que aunque sea negativamente, es capaz de generar emociones -en este caso de rechazo-. Parece que nuestros supervivientes no lo tienen fácil para tratar de dar vida a esta mancomunidad y luchar contra Negan.

En el caso de Hilltop, Jesus no quiere arrebatar el liderazgo a Gregory, pero Maggie parece ganarse la confianza de los supervivientes al haberlos salvado junto a Sasha de la horda de caminantes liberados por los Salvadores. Un trozo de tarta funcionaba como símbolo por la AMC de lo que se empezaba a cocer desde dentro en esta extraña comunidad. Esto se hace explícito en este capítulo, cuando los ciudadanos de la Colina deciden ofrecer su ayuda a Rick y los suyos. Ya lo dicen las abuelas: "es de buen nacido ser agradecido". Sólo queda mantener controlado a Gregory o destituirlo, ya que tengo una corazonada de que va a dar problemas.

Luego era momento de volver a ver al Rey Ezekiel y su Reino. Jesus conduce a Rick, Michonne, Daryl, Carl, Sasha, Tara, Rosita y Aaron a conocer al rey de rastas y a su tigre. Allí, la misma conversación se repita con el mismo desenlace. Morgan pone al día a Rick y a Daryl sobre el bienestar de Carol y demuestra que sigue "tarumba" con respecto a generar la menor violencia posible y no arrebatar vida sino es completamente necesario. Ezekiel, aún después de haber escuchado un gran discurso de parte de un joven Benjamin y de un leal Tobin, decide no ayudar -aún- a Alexandría. Ofrece asilo a Daryl como compensación y todo parece indicar que durante los próximos episodios, Daryl y Carol se reencontrarán. Quizá es lo que hacía falta para que Carol vuelva a entrar en el juego. Sus vacaciones en solitario se van alargando demasiado y no es momento de jugar a las casitas.

Me pregunto si en algún momento Tara contará su encuentro con la comunidad de mujeres. La unión hace la fuerza y en este momento, necesitan toda ayuda posible. Y dicha comunidad tiene razones como ninguno para querer vengarse de Negan y los suyos.

Este es un capítulo con una tensión creciente y palpable. Es la calma que precede a la tempestad y momento de utilizar la política, la oratoria. Convencer a diferentes sujetos en pos de un bien común. Tiene su paralelismo con el título del episodio que hace referencia al cuento que Rick narra en su audiencia con el Rey. Una joven niña armada con su determinación decide quitar ella sola una gran roca bloqueando el camino a la ciudad y así salvar a muchos de las desgracias que suponía dar un rodeo. Esta niña se gana una bolsa de oro que había escondida bajo la roca, puesta ahí por el mismísimo Rey. Con esta anécdota, no sabemos si cierta o no, Rick pretende convencer a Ezekiel de que a veces uno debe excavar con sus propias manos y hacerse daño para superar las rocas en el camino/véase Negan.

Las piezas del tablero de ajedrez están su sitio y ahora comienza la marcha. Paralelamente, El Padre Gabriel decide marcarse un Carl y parece haberla cagado, huyendo con las últimas provisiones que quedaban y dirigirse al barco en el lago llego de caminantes. ¿Por qué? Aún no lo sabemos. Personalmente detesto a este personaje y no soy capaz de ser imparcial. Me parece que está como un cencerro y se acabó. La escena final parece ofrecer pistas sobre su paradero. Tampoco sabemos nada sobre Heath, pero dado que el actor que lo interpreta, Corey Hawkins acaba de protagonizar una nueva serie, quizá veamos pronto su final.

¿Lo más emocionante del capítulo? La escena en la que Rick y Michonne se meriendan a media horda de caminantes. ¿Cómo? de la forma en la que otra película de zombies, Resident Evil, hizo en su día. Desmembrando a los cadáveres, en este caso con un cable de metal unido a dos coches. Los caminantes debían de jugar a la conga si querían mantenerse de una pieza. Está claro cuál ha sido el resultado. Quizá la escena ha sido demasiado sacada de la manga. Está bien que los cuerpos están putrefactos y cada vez es más fácil penetrar en su carne, pero ¿tantos cuerpos y de una misma vez y el cable que sujeta a los coches no se rompe? Aun así, esta escena casi metida con calzador era necesaria para mantener a los espectadores dentro del mundo que se supone que es The Walking Dead. Recordar a los amantes de lo gore, de la sangre y de los zombies en su sitio.

Momentos que me han encantado del episodio. Rosita recordando a Sasha que no son amigas y la actuación de Steven Ogg como Simon, secuaz de Negan.

Nos despedimos de esta tremenda vuelta en el 2017 con una escena en las inmediaciones del barco en el lago. Rick, Michonne y compañía caen en una trampa y un grupo de supervivientes desconocidos vestidos como si salieran de una entrega de Mad Max los sorprende. Cabe destacar la reacción de Rick, sonríe. Después de que Michonne le recuerde en otro momento de este episodio que hay motivos para sonreír, nuestro otrora desquiciado líder favorito decide sonreír ahora. ¿Quizá es porque acaba de encontrar un grupo lo suficientemente grande para combatir a Negan? ¿Se le ha ocurrido un plan mejor? Lo sabremos en las siguientes semanas. Este episodio dirigido por Greg Nicotero y escrito por Angela Kang sienta las bases de lo que está por venir.

2 comentarios :

  1. Buena Review, la sonrisa de Rick creo que se debe a que ya ha encontrado a su ejercito armado, que era lo único que le falataba para combatir a Negan. Hasta la semana que viene

  2. Unknown dijo...

    Asi se pasaran hasta el capítulo final,yya para el siguiente año ,no puede ser.

Publicar un comentario en la entrada